Make your own free website on Tripod.com


Página principalIntroducciónCaracterísticasHistoria — Funcionamiento
Otros formatos de audioVentajas y usosComentariosMini FAQ Enlaces


Funcionamiento

La tecnología que hay detrás del MD es un tema complejo y en este documento sólo se pretende dar una explicación simple de cómo funciona el sistema. Para ahondar más en detalle, se pueden consultar los enlaces indicados más adelante en el texto.

Proceso de grabación

El proceso de grabación comienza con la fuente, que puede ser un micrófono, o una fuente externa analógica (sintonizador de radio, tornamesa, etc.). Esta señal analógica entra a un ADC (Analog-Digital Converter, convertidor analógico-digital), donde se transforma en una señal digital (16 bits medidos a una frecuencia de 44.1 kHz). Esta señal alimenta al compresor ATRAC. Si la fuente externa tiene salidas digitales (reproductores de CD, MD o DAT), la señal pasa directamente al módulo ATRAC donde se codifican (en el caso de señales provenientes de máquinas DAT, puede ser necesario adaptar el muestreo de la señal antes de ingresarla al compresor).
Los datos codificados pasan a un buffer y se almacenan allí hasta que el mecanismo grabador los extrae bit a bit y genera la marca magnética correspondiente en el disco.

Proceso de lectura

El proceso de lectura tiene las mismas etapas de la grabación, pero en sentido inverso. Los datos leídos del disco se almacenan en un buffer, y de allí pasan al módulo ATRAC donde se decodifican. La señal digital resultante puede salir mediante conexiones ópticas a otros dispositivos, y también pasa a un DAC (Digital-Analog Converter, convertidor analógico-digital) para transformarse en el sonido original.

Grabación magneto-óptica
La grabación en un minidisco regrabable se realiza usando una variación de los sistemas magneto-ópticos usados en discos regrabables (el disco compacto regrabable utiliza otra tecnología, ver nota aquí). Mientras el disco gira, un haz láser de 4.5 mW se enfoca sobre una capa metálica del disco, hecha de una aleación de Terbio, Hierro, y Cobalto. El láser calienta la diminuta área enfocada hasta unos 180° C, temperatura a la que dicha aleación puede ser afectada por campos magnéticos débiles (Punto Curie del material). Entonces un cabezal magnético, posicionado sobre esa área pero por el otro lado del disco y que está siendo alimentado por los datos digitales a ser grabados, magnetiza ese punto, ya sea en un sentido (para escribir un "1") o en otro (para escribir el "0").
Los minidiscos pregrabados no se pueden grabar, pues el recubrimiento metálico de estos discos contiene surcos con diminutas perforaciones que se interpretan como 1s y 0s de la misma forma como se hace en el disco compacto.
La potencia de trabajo del láser grabador eleva la temperatura general del minidisco, por esta razón, al retirar de la máquina un disco recién grabado, se siente tibio al tacto.

Reproducción
Para la reproducción de un minidisco regrabable se usa el mismo láser, pero con una potencia diez veces menor, pues no se necesita elevar la temperatura del recubrimiento metálico. Es por esto que las máquinas Minidisc alimentadas por pilas tienen un tiempo de operación más prolongado al reproducir que al grabar. El haz de luz se enfoca sobre el disco que gira, y al pasar sobre los campos magnéticos dejados al grabar, cambia el plano de polarización del láser (efecto Faraday), y estos cambios son interpretados como los unos y ceros de la señal digital original.
Los minidiscos pregrabados se leen de la misma forma que los CDs: el haz láser rebota sobre el recubrimiento metálico, y se devuelve en fase con la luz que incide. Al pasar por un orificio, la luz reflejada se desfasa respecto de la incidente. Estos cambios se interpretan como los unos y ceros grabados originalmente.

Codificación perceptual
El codificador ATRAC utiliza una técnica de compresión de datos llamada codificación perceptual. Esta técnica se basa en la particularidad del oído humano de escuchar solamente algunos componentes dentro de una mezcla de sonidos, aquellos que tienen una mayor intensidad y que ocultan otros que no se oyen. Mediante complejos análisis efectuados en tiempo real, el codificador detecta y remueve los sonidos no audibles. De este modo se genera una señal codificada que ocupa sólo la quinta parte del espacio necesario para almacenar la señal original.
El desempeño de los codificadores ATRAC ha mejorado considerablemente desde la primera generación, y actualmente se dispone de versiones ATRAC que generan señales de audio que se escuchan idénticas a la fuente original.

Información más técnica (en inglés) se puede encontrar en:

Volver a inicio de página.


© 2002 - 2003 por Francisco Javier Moreno