Make your own free website on Tripod.com


Página principalIntroducciónCaracterísticasHistoriaFuncionamiento
Otros formatos de audio — Ventajas y usosComentariosMini FAQ Enlaces


Otros formatos de audio

Existen en el mercado otros formatos de audio, tanto domésticos como profesionales. A continuación se mencionan brevemente los más importantes de los últimos 40 años.

Desarrollada por Philips y presentada al público en 1963, la Cassette Compacta (Compact Cassette) es una cinta magnética pequeña, encapsulada en una caja almacén (cassette) que la protege y evita su manipulación directa.
 
  Cassette compacta.
Con este sistema se pueden efectuar grabaciones domésticas con una calidad de sonido aceptable, y su reducido tamaño posibilitó la construcción de aparatos grabadores y reproductores portátiles, alimentados con pilas.

La Cassette Compacta fue bien acogida por el público en todo el mundo, y durante muchos años fue el formato usado por la industria musical para presentar sus producciones, junto al disco de vinilo.

Constantes investigaciones practicadas sobre todo en los materiales empleados en la fabricación de las cintas, permitieron mejorar en alguna medida la calidad de sonido en comparación con las primeras cassettes.

Sin embargo, el sistema presenta algunos inconvenientes. Como toda cinta, su acceso es secuencial, y localizar puntos en la grabación es una labor que consume tiempo (y requiere cierta habilidad). El ruido de fondo generado por la naturaleza granular del recubrimiento magnético es notorio. Y la desventaja más grande es la calidad de sonido, que además de ser limitada, depende de la calidad y el estado físico del equipo grabador y del equipo reproductor (alineación de cabezales, suciedad, magnetismo acumulado, desgaste natural), y del fabricante de la cassette.
Por estas razones, parecía claro que el siguiente paso necesariamente debía poner su atención en un disco como medio, y en el almacenamiento digital de la información.

El Disco Compacto (Compact Disc, o CD), puesto a la venta en 1982, fue el resultado de un trabajo conjunto entre las casas Philips y Sony, que unieron fuerzas para desarrollar un nuevo y revolucionario formato de audio.

 
  Disco Compacto.

Fue el primero que aprovechaba las ventajas del audio digital, donde es posible separar y eliminar ruidos e imperfecciones ajenas al sonido original, y también el primero donde se emplearon métodos ópticos para la lectura de la información de audio, realizada mediante un haz láser que explora la superficie del disco. De este modo, al no existir contacto físico entre el medio y la máquina, los discos no se desgastan, y la calidad del sonido es la mejor conseguida hasta el momento por un formato de audio doméstico.

Muy pronto el CD comenzó a desplazar al tradicional disco de vinilo, hasta finalmente hacerlo desaparecer del mercado a fines de la década de 1980. También desplazó a la Cassette Compacta aunque sin causar su desaparición, pues a pesar de las grandes ventajas del CD, no era posible grabar en él.

La vuelta a los formatos secuenciales vino con la introducción al mercado en 1987 de la llamada Cinta de Audio Digital (Digital Audio Tape, o DAT). Basada en el registro helicoidal de las grabadoras de video VHS, este sistema permite hacer registros digitales sin compresión de datos, y se pueden efectuar copias perfectas de discos compactos.
 
  Cinta de Audio Digital.

Fue esta perfección la que preocupó a las compañías disqueras por el temor a la proliferación de copias ilegales de CDs en DAT (el problema real para la industria musical aparecería años después, con la entrada en escena de los grabadores de CD-ROMs). La presión ejercida por las disqueras para impedir la masificación del sistema surtió efecto, pues las máquinas DAT no bajaron de precio, y su uso quedó relegado al ámbito profesional, donde se usa actualmente.

Después de alcanzar el éxito con el CD, Sony y Philips siguieron caminos separados en el desarrollo de un medio regrabable para el consumidor no profesional.
 
  Grabadora de DCC portátil.

Mientras Sony comenzaba a esbozar sus ideas para el Minidisc, Philips decidió desarrollar un producto que fuese compatible con su anterior creación, la Cassette Compacta, y así aprovechar esta atractiva ventaja para producir una transición gradual hacia el nuevo formato. El resultado fue la presentación al público en 1992 de la Cassette Compacta Digital (Digital Compact Cassette o DCC).

La aparición del DCC obliga a Sony a lanzar al mercado ese mismo año el sistema Minidisc. Sin embargo, el DCC no logra captar al público y los precios de las máquinas y las cintas se mantienen muy altos. En 1996, Philips decide descontinuar su fabricación.

Sistemas de estado sólido
Los sistemas tradicionales para registrar y reproducir sonido, como los mencionados anteriormente, constan de partes móviles (discos, cintas, etc.), que eventualmente pueden sufrir desperfectos mecánicos. Utilizando como medio un circuito electrónico, se puede construir aparatos que carezcan de partes móviles, y esa es la ventaja de estos sistemas de estado sólido, que parecen indicar el siguiente paso en la evolución de los sistemas de registro de sonido. Sin embargo, los fabricantes han hecho muchos anuncios pero sin acordar hasta ahora un estándar. Además, en las máquinas que se han comercializado, el precio de las tarjetas que usan para almacenar la información, está muy por encima del valor que tiene un minidisco o una cassette.
Por otra parte, las grabadoras y reproductores portátiles de estado sólido almacenan archivos de audio en formato mp3, cuya calidad de sonido es discutible y de todos modos inferior a la del MD.

A continuación se presenta una tabla comparativa con los sistemas antes señalados, desde la Cassette Compacta hasta el Minidisc.


 
Fabricante original y año debut Philips, 1963. Philips y Sony, 1982. Philips y Sony, 1986. Philips, 1992. Sony, 1992.
Objetivo del sistema Inicialmente como máquina de dictado; más tarde como grabadora doméstica y formato de distribución de música. Reemplazar disco de vinilo. Grabadora doméstica digital de alta calidad. Reemplazar a la cassette compacta. Reemplazar a la cassette compacta.
Uso Doméstico.  Doméstico y profesional. Profesional. Doméstico. Descontinuado en 1996. Doméstico y profesional.
Registro sonido Estéreo o mono (según el modelo de máquina). Estéreo. Estéreo. Estéreo. Estéreo y mono (modos seleccionables).
Parámetros de digitalización (No aplicable) 44.1 kHz, 16 bits, sin compresión. 32, 44.1, 48 kHz, 16 bits, sin compresión. 32, 44.1, 48 kHz. Compresión PASC. 44.1 kHz, 16 bits. Compresión ATRAC.
Medio Cinta magnética encapsulada. Disco de policarbonato recubierto. Cinta magnética encapsulada. Cinta magnética encapsulada. Disco de Makrolon recubierto y encapsulado.
Versiones máquinas Portátil, de sobremesa, automóvil. Reproductoras y grabadoras. Portátil, de sobremesa, automóvil. Sólo reproductoras. Portátil y de sobremesa. Sólo grabadoras. Portátil y de sobremesa. Sólo grabadoras. Portátil, de sobremesa, automóvil. Grabadoras y reproductoras.
Versiones medio Cintas vírgenes y pregrabadas. Discos pregrabados. Cintas vírgenes. Cintas vírgenes. Discos vírgenes y pregrabados.
Tecnología registro/ lectura  Grabación y lectura magnética longitudinal analógica. Lectura óptica digital. Grabación y lectura magnética helicoidal digital. Grabación y lectura magnética longitudinal digital. Grabación magneto-óptica digital; lectura óptica/ magneto-óptica digital.
Tiempo de grabación o reproducción Máx: 2 x 60 min. Estándar: 74 min.
Máx: 80 min (44.1 kHz, 16 bits).
Máx: 360 min (modo LP a 32 kHz, 12 bits). Estándar: 60 min (44.1 kHz, 16 bits). Estándar: 74 min (modo SP).
Máx: 320 min (44.1 kHz, 16 bits).
 Ventajas Universalmente adoptado; barato.  Acceso aleatorio; alta calidad de sonido; universalmente adoptado. Alta calidad de sonido, tamaño reducido. Compatible con la cassette compacta. Acceso aleatorio; tamaño reducido; alta calidad de sonido; capacidad de edición, discos vírgenes baratos.
Desventajas Calidad de sonido limitada y variable según equipos y cinta; acceso secuencial; desgaste del medio; degradación de las grabaciones; formato obsoleto.  Formato no grabable. Alto costo; acceso secuencial; desgaste del medio. Alto costo; acceso secuencial; desgaste del medio; formato descontinuado.  Alto costo de las máquinas.

MD frente a mp3
El formato mp3 se ha popularizado gracias a la Internet para el intercambio de música. Existen aparatos portátiles que se pueden conectar a un PC para alimentarlos con archivos mp3. Sin embargo, la compresión que usa este formato origina distorsiones en el sonido original que no dejan de ser perceptibles. Volver a inicio de página.


© 2002 - 2003 por Francisco Javier Moreno.